23. diciembre 2019
Todavía no tengo nombre. Mi cuerpo será de niña porque he escogido una vida de mujer, pero eso mis papás aún no lo saben. Mi mamá tiene cuarenta años y los médicos le dicen que se tiene que cuidar mucho. Ella no tiene miedo. Siente que todo está bien y está tranquila.